El cambio climático es el cambio del clima del planeta, ocasionado por un calentamiento global. Durante los últimos doscientos años los humanos hemos emitido a la atmósfera (y lo continuamos haciendo) enormes cantidades de gases de efecto invernadero, como consecuencia de nuestras actividades, industria, generación de energía y formas de transporte.

 

¿Y qué son estos gases? El nombre viene justamente por su capacidad de actuar como un invernadero, “atrapando” calor. Estos gases, como el dióxido de carbono o el metano, siempre habían estado presentes en la atmósfera, y de hecho la vida en la Tierra es posible gracias a su presencia: ¡sin ellos, la temperatura sería 33 grados más baja! Pero el problema es que ahora cada vez hay más, y continuamos añadiendo, lo que provoca que la temperatura del planeta vaya subiendo poco a poco. Actualmente ya hemos experimentado un aumento de un grado respecto a las temperaturas del siglo XIX, y a final de siglo podemos llegar a cuatro, si no hacemos nada. Pero una subida de uno o dos grados es mucho más de lo que parece, porque implica variaciones en las precipitaciones, en las olas de calor (haciéndolas mucho más largas e intensas), en las sequías, en la circulación marina y en los ecosistemas terrestres.

 

Sí, el clima ya ha cambiado antes, pero nunca tan rápido. Debido a nuestra actividad, el planeta puede sufrir un calentamiento drástico en menos de un siglo, lo que nos afectará, en primer lugar, a nosotros. En el Observatori del Canvi Climàtic podrás encontrar mucha más información sobre las causas y consecuencias del cambio climático, así como sobre las decisiones personales y soluciones colectivas que tenemos al alcance para frenarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies